lunes, 28 de junio de 2010

ROMPIENDO LA ADICCIÓN A LA PORNOGRAFÍA

Tu adicción no es pública, como lo es el alcoholismo. Con el alcoholismo, la última persona en enterarse de que es un alcohólico, es el alcohólico mismo. Existen grupos de apoyo para los alcohólicos. Si vas a alcohólicos Anónimos, la gente te apoyará porque ellos saben que estas buscando ayuda.

Pero tú eres adicto a la pornografía, y esto es una cosa secreta. Quizás tú seas el único que sabe que eres adicto. Si fueses a un grupo para adictos a la pornografía, y tus amigos se enteraran, o si tu esposa se enterara, ellos estarían muy decepcionados de ti. Quizás hieras sentimientos, rompas corazones. Tus amigos y tu familia no saben que eres adicto a la pornografía. Ellos quizás piensan que tú eres un hombre recto y amoroso. ¿Y sabes qué? Ellos probablemente están en lo correcto.

Los adictos a la pornografía vienen de todo tipo de vida. Ellos son trabajadores ejecutivos, ellos son bien presentados, ellos son hogareños; ellos son cristianos, judíos, y ateos. Ellos son de todas las razas y religiones. Ellos son solteros, casados y padres. Ellos pueden ser perezosos y ellos pueden ser activos voluntarios en tu comunidad.


Algunos quieren controlar la adicción y algunos no. Tú quieres controlar tu adicción, quebrar tu adicción de la misma forma que quiebras la voluntad de un caballo. Quebrar la voluntad de un caballo significa ganar control sobre él, someterlo a tu voluntad. Va a costarte esfuerzo. va a costarte compromiso. Vas a tener que tomar la decisión de no rendirte, sin importar cuán desalentador pueda parecer. Te va a costar oración. Te va a tomar tiempo. Algunos adictos han sido controlados por la pornografía la mayor parte de sus vidas. Eso es mucha programación por derrotar.

ENFRENTADO LA CULPA
Probablemente eres bien duro contigo mismo. Tu adicción te ha desalentado, y ha causado daños serios en tu autoestima. Quizás pasan varias semanas o meses sin ningún problema y de repente caes en el hueco nuevamente. Y cuando estás en el hueco, es fácil sentirse sin valía.

¡No te flageles más! Tú no eres perfecto. Dios sabe lo que estas tratando de alcanzar. Tu estas tratando de romper una adicción. Una adicción que no se desarrolló de la noche a la mañana. No esperes conseguir control sobre tu adicción de la noche a la mañana.

Piensa de esta forma: Estas dando pasos para cambiar y mejorar tu vida. te vas a sentir más cerca de Dios durante este proceso de cambio de lo que has estado en mucho tiempo. Cuando busques en oración su ayuda puedes pedirle también que te ayude a mantener tu progreso en perspectiva.

El quiere que tengas éxito, y el te va a ayudar a llegar al punto donde tengas el control de tu vida nuevamente. Pero en este momento el conoce tu debilidad. El te ama más de lo que puedes entender, a pesar de tus errores.

Estar limpio por tres días no te excusa para pecar en el cuarto, pero de la misma forma tienes que entender que has alcanzado algo positivo. ¡Y puedes hacerlo mejor la próxima vez! Puede que ocasionalmente tengas alguna recaída, pero ¡NO TE RINDAS! Si has sido adicto por 10 años, va a tomar un buen tiempo en cambiar tus rutinas. Empieza nuevamente, un día a la vez. Cada día de victoria incrementará tu autoestima, y te dará más fuerza para vencer mañana.

CONTROLANDO TUS PENSAMIENTOS
La adicción a la pornografía comienza en tu mente. Algunas personas piensan en ello y algunas no. Para mucha gente la pornografía no es interesante, de la misma forma que la mecánica de autos o aviones no es interesante para ti. Pero para el adicto a la pornografía, es extremadamente interesante.

Quizás tú no seas alguien que pasa mucho tiempo pensando en cosas lascivas. Pensamientos lascivos ciertamente pueden incrementar el deseo de encontrar pornografía. Pero quizás eso no sea lo que despierta tu interés. Quizás tú asocias tus sentimientos de inseguridad o soledad con el sexo. Algunas personas, cuando se sienten solas, se vuelcan a la masturbación o a la pornografía. Esto los alivia por un corto periodo de tiempo. Si esta es tu situación, tienes que comprender que sentirse solo es parte de la vida. Aun el hombre felizmente casado se siente solo de vez en cuando.

Elabora un plan de acción para los tiempos en que estés solo. Aprende a estar solo. Haz las tareas de tu casa, o estudia, o practica un ejercicio. Sal de la casa y haz que tu corazón trabaje con más fuerza. No te preocupes si vas a sentirte tentado nuevamente cuando regreses. No estás haciendo ejercicio para alejarte de mirar pornografía, estás haciendo ejercicio porque lo disfrutas. Encuentra cosas que disfrutes haciendo. Puedes hacerlas cuando estés solo.

Controlar tus pensamientos es cómo manejar en la autopista. ¿Has alguna vez al conducir rápidamente, escuchado las llantas saltando sobre los tacos reflectores que dividen las líneas? Cuando escuchas los sonidos probablemente corriges tu dirección y continúas por tu carril sin siquiera pensarlo.

Eso es lo tratas de hacer con tus pensamientos. En cualquier momento en que estés en una situación que te pueda llevar a tentarte con el uso de la pornografía, necesitas hacer los ajustes en tus pensamientos y acciones para salir del peligro. Al comienzo te tocara hacer un gran esfuerzo, pero cuando tus instintos mejoren, encontrarás que sales limpio de peligros sin casi pensarlo.

Tendrás que tomar decisiones cada día, quizás tengas que cancelar tu servicio de Internet, quizás sea suficiente con mover tu computador fuera de tu cuarto. Borra de los archivos que tienes en tu computador y tira las revistas o películas que tienes escondidas. Tendrás que tomar precauciones. Llena tu mente con pensamientos y cosas que te enriquezcan.

UN DÍA A LA VEZ

Empieza hoy. Toma algún tiempo para orar. La oración te acercará a Dios y te dará fuerzas adicionales. Dios está interesado en tu libertad. En tus propias palabras habla con El acerca de tu adicción y cuéntale que harás todo lo que puedas para controlarla, pero dile que necesitas su ayuda para hacer la diferencia.

Premia de alguna manera tus éxitos. Ponte una meta inicial de 30 días de libertad y cuando lo hayas logrado has algo para celebrarlo. Y continúa aumentando la meta, 3 meses, 6 meses, 1 año. Lleva la cuenta de tus días de libertad en un calendario que puedas ver diariamente. Esto te ayudara a tener más fuerzas para mañana.


Habla con alguien espiritualmente maduro y cuéntale de tu lucha personal y de tus metas para ser libre de la adicción. 


El viaje hacia la integridad realmente comienza cuando  sacas a la luz aquello que has mantenido por tanto tiempo en la oscuridad.

2 comentarios:

  1. mu buen articulo, existe algun grupo de apoyo online

    ResponderEliminar
  2. Puedes unirte a nuestro grupo en el Facebook llamado VIVIENDO EN INTEGRIDAD. Ademas el ministerio libertando a los cautivos ofrece un curso gratuito que dura 60 días. En este curso tu puedes seleccionar a una o dos personas que te acompañen durante la duración del mismo. Tambien te provee un mentor que estará observando tu progreso y te estará haciéndote desafíos. Puedes encontrar el curso gratuito en la siguiente dirección: http://old.settingcaptivesfree.com/spanish_freedom/enroll_pre.php

    ResponderEliminar